vade retro, congresista

De rankings de think tanks y universidades

No se dejen engañar

Publicado: 2019-01-31

El ranking de Jim McGann acaba de ser publicado. Antes que algún periodista desinformado escriba una columna de opinión celebrándolo o los think tanks peruanos mencionados empiecen a cantar "victoria" y los no incluidos pierdan los papeles, vale la pena que consideren lo siguiente:

1) La metodología del ranking tiene tantos huecos que ningún think tank que se precie publicaría un ranking similar. Es increíble que la Universidad de Pensilvania no bloquee su publicación.  

2) El ranking está lleno de vacíos y errores: los ganadores de una lista no aparecen en otras más amplias, las listas incluyen organizaciones que no son think tank (algunas son fundaciones y otras son agencias de gobierno), señala a centros independientes como si fuesen think tanks gubernamentales o partidarios (lo cual pone en peligro a los think tanks), incluye a think tanks que no existen y repite think tanks con nombres escritos en más de una manera.

3) "Ganar" en el ranking es fácil. Basta que ofrezcan organizar el lanzamiento del mismo en el 2020. 

4) Nadie sabe por qué ganó - o fue mencionado. No hay explicación. Incluso la categoría de mejor colaboración entre dos think tanks o más, solamente lista a un think tank. 

5) Nadie sabe quién votó. Dice que tiene decenas de miles de personas votando pero no hay prueba de ello. Ni que los que votan realmente conozca a los think tanks. 

6) Nadie sabe quiénes están en la base de datos. Pueden haber 8000 como dice McGann pero como no publica la lista completa no podemos verificarlo. Ya que existen tantos think tanks con nombres mal escritos podemos asumir que hay muchos en la lista que están repetidos. No me imagino cómo han manejado think tanks con nombres en idiomas que no usan el alfabeto latino. 

Cuando armamos esta base de datos abierta: ottd.onthinktanks.org sufrimos un poco con alfabetos distintos. 

Los rankings son negocios y pueden tener efectos perversos sobre las comunidades que evalúan

¿Qué relevancia tiene CIPPEC para la política peruana? ¿Qué relevancia tiene el CIUP para la política argentina? Ambos son importantes en sus respectivos países pero uno aparece en la lista y el otro no (bueno, sí, pero con el nombre equivocado).  


Lo que importa es la contribución que hacen las instituciones a sus sociedades. Esto no se puede "rankear" anónimamente, a nivel regional o global, sin referencia alguna al contexto. Ninguna organización es como la otra. Todas tienen una manera distinta de contribuir a la política pública y todas enfrentan retos distintos. 

El Premio PODER al Think Tank del Año y la encuesta de Poder de Semana Económica, cada una con sus pros y contras, ofrecen mayor riqueza y relevancia que el ranking de la Universidad de Pensilvania. Están, acotados al mismo contexto y momento y  los jurados o paneles son fácil de identificar. Es más fácil interpretar los resultados. 

Celebremos los logros y las buenas prácticas. Aprendamos juntos, colaboremos y compitamos sobre la base de ideas. Pero no nos comparemos inútilmente, como si fuésemos todos iguales y nos enfrentásemos a los mismos obstáculos, con un ranking que es metodológicamente indefendible y cuyos objetivos no tienen poco que ver con un genuino interés en el bienestar de los think tanks. 


Escrito por

Enrique Mendizabal

Director de On Think Tanks (onthinktanks.org) y Director de la Semana de la Evidencia Latinoamericana (semanadelaevidencia.org)


Publicado en

Estado de Ideas

La evidencia es fundamental para el desarrollo y la implementación de políticas públicas informadas. ¿Cómo vamos en este frente en el Perú?